MENÚ

noticias &
novedades

home / noticias & novedades / ampliación

Lunes 14 Enero

9 trucos para empacar y lograr una mudanza perfecta desde el principio hasta el final


Lo primero que piensan las personas cuando se van a trastear es en todo el tiempo que les va a llevar hacerlo, en lo que se puede perder o dañar y en el costo que implica trasladar las cosas de un lugar a otro.

No obstante, algunas personas miran desde otra perspectiva, viendo la mudanza como una oportunidad de mejora. Si es de las primeras personas, el consejo es que cambie el chip, así su mudanza será mucho más fácil y no le parecerá una eternidad.
Etapa 1: La planeación

Tiempo de mudanza: es importante que empiece por lo menos dos semanas antes a empacar y planificar su trasteo. No deje todo a último momento porque seguro va a ser una pesadilla y el estrés lo va a consumir.
Nota: Una buena idea es crear una carpeta con todos los documentos como contratos y recibos bien organizados.

Fotos de las conexiones y montajes complejos: Antes de desarmar los televisores, computadores, mesas u otros montajes complicados, tomele una foto con sus celular y guarde los tornillos o piezas para armar de cada objeto por aparte. Esto será muy útil cuando llegue a su nuevo hogar y comience a armar estos artefactos o muebles sin mayor complicación.

Sistema de organización: La manera en que organiza su trasteo es el factor definitivo para garantizar un proceso rápido y eficiente. Piense en cómo se van a hacer las cosas el día de la mudanza. Una buena recomendación es usar un sistema de etiquetas para marcar todas las cajas con número y nombre del cuarto.

Por ejemplo: Caja #1 cuarto Camila clóset, Caja #2 cuarto Camila libros, etc.

Si quiere ir un paso más allá, puede crear una lista de las cajas que salieron por habitación para que no se pierda nada. Si cuenta con una empresa de mudanza o amigos que le ayudan les puede facilitar la tarea colocando letreros en las habitaciones de la nueva casa que correspondan con el nombre en las cajas, así sabrán donde dejar cada caja.

Etapa 2: ¿Botar o regalar?

Dos cajas para simplificar el trasteo: Un trasteo es la excusa perfecta para saber qué puede botar o regalar. Unos días antes del trasteo entre a cada habitación y revise todas sus cosas. Use dos cajas “lo que se bota” y “lo que se regala” para clasificar los objetos. 

Es más difícil de lo que suena, pero para que pueda decidir con mayor facilidad hágase estas preguntas:

¿Lo utilicé en el último año?
¿Me gusta usarlo o es molesto?
¿Hay otro objeto que cumple con la misma función?
¿Si se pierde en el trasteo me daría cuenta?

Respondiendo estas preguntas ya será más fácil decidir si algo se va o se queda. Antes de poner algo en la caja de regalar, revise el estado en que está y considere la opción de venderlo.

Caja del olvido: Si algunas cosas le cuesta mucho clasificarlas entre sí se bota o se regala, utilice una tercera caja, “la del olvido”. En ella puede guardar las cosas y si en seis meses o un año (después del trasteo) no las ha usado debe deshacerse de ellas, tómelo como un compromiso a largo plazo.

Etapa 3: Materiales y herramientas

Materiales para empacar: Cuando se trata de mudarse es mejor que sobren cajas y bolsas y no que falten, así que reúna la mayor cantidad de cajas que pueda de diferentes tamaños. También puede reciclar viejas revistas o usar papel kraft para proteger los objetos frágiles.

El cartón corrugado sirve para proteger muebles como el comedor, sillas o cuadros. Las bolsas de basura industriales (son más grandes y resistentes) son buenas para guardar los zapatos y la ropa, aunque también es una buena idea usar las maletas de viajes grandes para esto.

El plástico stretch sirve para envolver todo y la cinta adhesiva gruesa no puede faltar. Para llevar a cabo el sistema de etiquetas, recuerde tener a la mano tijeras, papel adhesivo y un marcador permanente. 
 
Etapa 4: Empacar

Un cuarto a la vez: El día de la mudanza, empiece la tarea de empacar un cuarto a la vez. La recomendación es comenzar por las habitaciones donde el uso de las cosas no es indispensable como los dormitorios, el estudio, la sala, etc. La idea es dejar para los últimos días las cosas que se utilizan con mayor frecuencia y que son más grandes como las camas, el comedor, la nevera, lavadora, los utensilios de cocina. Aún así, el que decide que empaca primero es usted, identificando el uso que le da a las cosas.

Empaque de acuerdo al objeto: Es importante que tome en cuenta el tipo de mueble u objeto que va a empacar, ya que las cosas del hogar varían en tamaño, peso y fragilidad.  Empaque según las características de cada mueble:

Ropa: enrolle la ropa para ahorrar espacio y guárdela en maletas de viaje o bolsas de basura.

Objetos pesados: las cosas que son pesadas y de tamaño pequeño o mediano (como libros, revistas, decoración, etc.) deben ir en el fondo de las cajas, sin exceder la capacidad de resistencia de cada caja. Use cajas pequeñas o medianas para guardar estos objetos.

Objetos livianos: si son cosas que no requieren mucho cuidado como juguetes, accesorios del baño o limpieza, puede agruparlos envolviendolos en plástico stretch. Si son cosas como sabanas y cubrelechos, puede empacarlas en cajas grandes.

Objetos delicados: estos también deben ir en cajas, pero antes de ser depositados en ellas es vital envolver cada una por separado. Puede utilizar papel kraft, plástico burbujas o ropa vieja, esta última siendo una excelente opción para ahorrar en materiales de empaque y darle otro uso a esas prendas que se van a botar.

Si tiene espejos grandes, marque una X con cinta en ellos por si se quiebran no causen más daños, estos objetos los puede envolver en papel kraft, plástico stretch y por último una capa de plástico burbuja o una manta para protegerlos.

Objetos grandes: esta categoría la integran diferentes tipos de muebles.

Cuadros: si los va a transportar en su carro puede envolverlos en plástico stretch, pero si son muy valiosos es mejor que haga doble recubrimiento primero con cartón corrugado y luego con plástico stretch.

Camas: con envolverlas en plástico stretch bastará para protegerlas.

Muebles de sala: si el material es delicado utilice papel craft y seguido a esto plastico stretch.

Comedor: las sillas puede envolverlas en plástico stretch y para la mesa puede usar un recubrimiento de papel kraft o periódico, seguido de plástico stretch y por último, una manta para amortiguar el movimiento, sobre todo si es de vidrio.

Electrodomésticos: los televisores se guardan en su caja original y si la botó puede recurrir al cartón corrugado, una capa de plástico stretch y una caja o una manta. Para la nevera y la lavadora sólo necesita envolverlas en plástico stretch. Tenga en cuenta que los electrodomésticos tiene otras implicaciones antes del trasteo.

Contrate una empresa de mudanzas: si todo lo anterior le parece demasiado engorroso o no tiene el tiempo para hacerlo puede contratar una empresa de mudanzas de buena reputación para facilitarle todo este proceso y solo encargarse de supervisar las labores de  empaque y traslado.

Conclusión

Si sigue todos estos pasos al pie de la letra, tendrá una mudanza tranquila, sin problemas o dolores de cabeza. Lo mejor de todo es que al momento de desempacar va a poder ubicar todo más rápido y comenzar a organizar las cosas en su nuevo hogar.